Alergia primaveral

Al igual que los seres humanos, nuestras mascotas pueden ser alérgicas a una gran variedad de substancias. Las características de la vida moderna hacen que este tipo de problemas vayan en aumento.

Las alergias más frecuentes son a ingredientes de los alimentos, pero también son comunes las alergias a factores ambientales como ácaros, hongos o pólenes. Por ello, en primavera suele verse un aumento en los casos de brotes alérgicos.

Las manifestaciones de las alergias pueden variar mucho, pero principalmente serán signos cutáneos (rascado, sarpullidos, pérdida de pelo, rojez…), digestivos (diarreas, vómitos, pérdida de peso o de apetito…) y respiratorios (estornudos, toses, brotes asmáticos…).

Si tu mascota tiene este tipo de síntomas de forma constante, repetitiva o difícil de controlar, es posible que la raíz de su situación esté en un problema alérgico. ¡Consúltanos las posibles soluciones!

Síguenos y di que te gusta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *