LA VACUNACIÓN EN LOS GATOS

Aunque muchos gatos no salgan al exterior, nuestros hogares no son burbujas herméticas, de modo que nuestros pequeños felinos están expuestos a todo tipo de contagios potenciales. Así, al igual que cualquier animal de compañía, los gatos necesitan que cumplas con una serie de medidas de medicina preventiva, para preservar su salud y la de su familia humana.

Aparte de la desparasitación interna trimestral o semestral y la desparasitación externa mensual, es muy importante cumplir con una adecuada pauta de vacunación, debido a que hay muchas enfermedades infecciosas que amenazan a nuestros gatos. Según su importancia, las dividimos en tres grupos:

Las Imprescindibles: Son enfermedades extremadamente comunes, que suponen un riesgo para todos los gatos, en cualquier circunstancia.
– La Calicivirosis: Llamada también coriza, rinitis ulcerativa y de otras formas, es uno de los tipos de “gripe felina”. Es una enfermedad respiratoria particularmente agresiva y persistente, tanto que puede ser mortal.
– La Herpesvirosis: Llamada también síndrome respiratorio felino, traqueítis infecciosa, y con otros nombres, es otro de los tipos de “gripe felina”. Además, causa alteraciones reproductivas graves (infertilidad, abortos…).
– La Panleucopenia: Conocida también como parvovirosis o enteritis infecciosa felina. Causa una fuerte bajada de defensas y una diarrea potencialmente mortal.
Existe una vacuna común contra estas tres enfermedades, llamada vacuna Trivalente Felina. Es la vacuna más usada, y es esencial para mantener la salud de tu gato. Suele iniciarse con dos o tres dosis cuando el gatito es cachorro, y a continuación revacunaciones anuales.

Las Recomendables: Son enfermedades que pueden suponer un riesgo para tu gato en función de su entorno, de su estilo de vida, o de otras circunstancias.
– La Rabia: Es la zoonosis más importante. En muchas comunidades autónomas la vacunación antirrábica es obligatoria en gatos. Aunque en Galicia no es obligatoria, es importante vacunar a los gatos contra la rabia para evitar problemas de índole social y legal. Suele iniciarse con una dosis, y a continuación revacunaciones anuales.
– La Leucemia felina: Es una enfermedad vírica muy común en colectividades (criaderos, colonias…). Provoca alteraciones gravísimas del sistema inmune (inmunosupresión, linfomas…). Antes de vacunar contra ella es imprescindible asegurarse de que el gato no es ya portador, pues en ocasiones no da síntomas hasta años después del contagio. Su vacunación suele iniciarse con dos dosis, y a continuación revacunaciones anuales. Existe la posibilidad de administrarla junto con la trivalente.
– La Clamidiosis: Es un tipo de infección ocular y respiratoria, que se puede volver crónica y complicar mucho los cuadros de gripe felina. Existen vacunas llamadas “tetravalente felina”, que suman la clamidiosis a las tres enfermedades de la trivalente.
– La Peritonitis Infecciosa Felina (PIF): Es una enfermedad gravísima, muy variable e insidiosa. Abunda en colectividades, y causa diferentes cuadros (aparición de nódulos, acumulación de líquidos…), siendo siempre mortal. Su vacunación suele iniciarse con dos dosis, y a continuación revacunaciones anuales.

Las “Futuras”: Son enfermedades para las que de momento no disponemos de vacunas comercializadas en España. Algunas de ellas son muy frecuentes y graves, por lo que en el momento que dispongamos de su vacuna, se incorporarán a la pauta “imprescindible” o a la “recomendada”.
– La Inmunodeficiencia Felina: También conocida como VIF o SIDA felino. Causa una inmunosupresión crónica, y al igual que la leucemia, cualquier gato puede ser portador asintomático. Por ello, es muy importante testar si tu gato es seropositivo para esta enfermedad. En EEUU existe una vacuna comercializada contra ella, que tal vez pronto esté disponible en la Unión Europea.
– La Bordetellosis: Es una infección respiratoria muy común en gatos que conviven con perros, y que agrava los cuadros de gripe felina. En el Reino Unido existe una vacuna contra ella. En España disponemos de una vacuna contra la bordetellosis, aunque su uso no está registrado para gatos.
– La Giardiosis: Es una enfermedad intestinal causada por un protozoo, muy común en gatitos, especialmente los procedentes de la calle. En EEUU existe una vacuna contra ella, que tal vez pronto llegue a la Unión Europea.
– La Dermatofitosis: La infección por hongos de la piel es muy común en gatos, que pueden ser portadores asintomáticos, y contagiar así a otras mascotas y a humanos. En EEUU existe una vacuna contra esta enfermedad, no así en la Unión Europea.

Como ves, según el estilo de vida y las circunstancias de tu gato, hay muchas posibles enfermedades que lo amenazan. Acude a nosotros para que planifiquemos la pauta de vacunación que mejor se adapte a las necesidades de tu mascota.

Síguenos y di que te gusta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *